Servicio redacción – La importancia del papel en el diseño editorial y en la publicación de textos

            El tamaño, diseño y formato de un libro puede incidir considerablemente en los costos de producción del mismo y en el servicio redacción para realizarlos. El tamaño se refiere al número de hojas que se hacen con cada uno de los pliegos disponibles. El diseño trabaja con base a toda la edición, la cual toma en cuenta la letra, la estructura del texto, las imágenes, la información adicional entre otros aspectos, mientras que el formato se presenta como la forma en la cual se coloca el texto dentro de cada hoja. Cada uno de estos elementos cuenta al momento de elaborar un libro, ya que dependiendo de su presentación final y del servicio de redacción, las personas lo aceptaran o lo rechazaran. No solo se trata de la historia o de la información que se les pueda ofrecer, sino la forma en la cual se les muestre.

            El papel es uno de los elementos más importantes dentro del diseño editorial debido a que soporta el texto. Es por ello que su composición y el material del cual se encuentre hecho son claves para que la obra pueda perdurar en el tiempo. Tener en cuenta cada una de sus características al momento de su elección, puede ser determinante para los costos de producción e incluso para el presupuesto del resto del libro y el servicio redacción.

Opacidad y textura del papel

            Son diversas las particularidades de la composición del papel. A simple vista suele ser una hoja en blanco donde se imprime un texto. Sin embargo, es mucho más que eso, ya que al palparlo se puede sentir su textura y si se observa con detenimiento lo claro que puede ser dependiendo de sus tonalidades y lo importante que es para el servicio redacción.  Con respecto a su opacidad pueden ser transparentes o un poco más pesados. Esto puede impedir el paso de la luz en mayor o en menor medida, lo que se debe tener muy presente cuando el texto va a ser impreso por ambas caras del papel, ya que puede ser muy molesto para el lector si el reflejo de las letras se muestra por ambos lados.

            Si la opacidad del papel es importante para la obra, la textura de este también lo es. Por medio de ella se puede comprobar la calidad del papel. Cuando es muy blanco y liso es el apropiado para el servicio redacción  y el texto. Además de esto, son los más codiciados para la impresión de imágenes y fotografía. Suelen existir tres texturas básicas. La primera de ellas se compone por un material rugoso y áspero la cual suele ser difícil de utilizar para las impresione tipográficas. La segunda, suele ser satinada compuesta por un papel más terso y refinado. Por último se encuentra el papel estucado cuya superficie no presenta prácticamente ningún tipo de poros o irregularidades. Cada textura debe ser escogida con inteligencia pensando en la impresión de la tipografía y de las imágenes, ya que pueden o no servir para ambos casos.

La resistencia y el color del papel para las escrituras

            Además de la textura y la opacidad del papel, es necesario tener en cuenta la hidratación y la fibra de este para el servicio redacción de la escritura. Por otra parte, la resistencia del mismo, es clave para que la obra pueda resistir el paso del tiempo. Cada elemento que se involucra en su elaboración como la materia prima utilizada, el número de fibras y su longitud, la química de la cola, la maniobra de secado, el satinado y los cortes deben ser de calidad para que el papel pueda ser firme y pueda aguantar el proceso de impresión.

            El color del papel también es importante para el texto y para el servicio redacción, ya que dependiendo de la materia prima utilizada, los procesos mecánicos y los plegados químicos se le concederán una leve tonalidad de color al papel. Cuando se le quiere proporcionar una tonalidad específica se le aplica un tinte especial para lograr el color que se quiere. Se debe tener en cuenta que a medida que pase el tiempo el papel podrá adquirir un tono amarillento pero existen aditivos que pueden reducir este efecto considerablemente. Los papeles muy blancos y lisos no son recomendables para los textos de lectura o servicio redacción, pero si para las revistas, libros de arte y todos aquellos que requieran la inclusión de varias impresiones a color.

Las dimensiones del papel para los textos

            Otros de los aspectos a considerar dentro del diseño editorial es la dimensión del papel. Este se refiere a las medidas con las cuales son fabricados y dentro del proceso de producción puede incidir desde las técnicas hasta las costumbres de los lectores, ya que la impresión de un texto en los Estados Unidos no suele ser igual que para Europa. Dependiendo del país las dimensiones pueden cambiar o ser adoptadas por otro por el servicio redacción. Existen distintos sistemas para determinar la dimensión del papel. Sin embargo, dependiendo del tipo de publicación se podrá escoger el más adecuado para ser manejado por los lectores.

            Más allá de las características de la composición del papel, es necesario tener en cuenta su importancia en la actualidad. Su uso desproporcionado y mal utilizado ha traído como consecuencia para el servicio redacción, la deforestación innecesaria y la falta de reutilización del mismo. Es por ello que tener un consumo consciente del papel es clave para el ambiente y para los seres humanos. Lo más recomendable sería  aumentar su eficacia, replantear el diseño editorial, reducir las impresiones en función de la demanda, reducir la utilización de la fibra virgen, utilizar fibras alternativas para el servicio redacción, utilizar papel libre de cloro entre otros.

            Tener conciencia del uso del papel, no solo podrá bajar los costos de producción para el diseño editorial, sino que también se podrá contribuir con el medio ambiente, ya que la industria papelera suele ser una de las mayores contaminantes a nivel mundial del aire y del agua. Es necesario compensar el daño causado hasta los momentos a los bosques y demás recursos naturales, por lo que tomar un camino cuyos recursos para la fabricación del papel no sean tan dañinos es lo más adecuado para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *