El networking empresarial. Una red de contactos para el crecimiento de la empresa

Al momento de emprender un negocio, además de contar con la planificación y las estrategias de marketing que se van a implementar, es necesario buscar contactos influyentes que puedan ayudar en un momento dado al crecimiento de la empresa. El networking es la estrategia indicada para esto. Los emprendedores son los que más beneficios pueden obtener al momento de aplicar esta estrategia, ya que puede ayudar al aumento de las ventas y al mejoramiento de precios de parte de los proveedores. Llevar a cabo esta técnica requiere de paciencia pero se logran ver los beneficios con el tiempo. Por medio de esta herramienta se busca construir relaciones profesionales a largo plazo.

Algunos de los beneficios de poner en práctica este instrumento es que la empresa gana recomendaciones acerca de los productos o servicio que ofrece. Por otra parte, se tienen más posibilidades de conseguir empleo (si es el caso) o de aumentar las ventas de un producto o servicio. Genera una red de contactos por medio de terceras personas, lo que puede ayudar al crecimiento del negocio debido a que se corre la voz en cuanto a lo que ofrece la empresa y como lo hace.
Por lo general existen dos formas de realizar networking. La primera es la forma tradicional conocida por todos. Consiste en asistir a eventos empresariales, conferencias, ferias, exposiciones de nuevos productos etc… donde se intercambia información de contacto. La segunda forma es la más novedosa y se realiza a través de las redes sociales, el correo electrónico y las páginas web de cada empresa.

Claves del networking empresarial

Cada una de las formas empleadas para realizar esta estrategia son efectivas. La diferencia recae en que la forma tradicional requiere de la presencia física del empresario o emprendedor mientras que a través de las herramientas digitales se puede ahorrar un poco más de tiempo y aplicarla en cualquier momento por medio de cualquier aparato electrónico inteligente. No obstante, presentarse y hablar directamente con las personas siempre suele tener un valor agregado, lo que puede ayudar a establecer una conexión personal con el contacto. Ambas formas, buscan establecer una relación estrecha con cada una de las personas que se llegan a interesar por el producto de la empresa para tratar de convertirlos en compradores y de esta forma ampliar la cartera de clientes.
El networking puede ser muy efectivo. Para ello es necesario comenzar por realizar un análisis del mercado y como la empresa puede mejorar su posición en este. En segundo lugar, es necesario tener una propuesta congruente y con opciones para presentarla a las posibles alianzas. En tercer lugar, es necesario establecer una reunión directa con el contacto para estrechar la relación y exponer las fortalezas y las debilidades de ambos y como sacar ganancias de ello. No solo bastan las redes sociales y el email en este punto debido a la importancia que se le debe prestar al posible cliente. Tener un plan para conseguir suficientes proveedores y luego poder seccionarlos de acuerdo a lo que mejor convenga para la empresa. Tener claro cuál información se busca (teléfonos, páginas web, redes, etc) y agradecer siempre por la atención prestada, forman parte de las claves para realizar un networking efectivo.

Imagen relacionada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *