Accesibilidad web. Una realidad en proceso

El derecho a la información se ha convertido en un aspecto esencial del ser humano. La llegada del internet, permitió la posibilidad de que muchas personas tuviesen entrada a una información más rápida y fácil. Sin embargo, esta herramienta no es de igual alcance a nivel mundial. Los países desarrollados han logrado que sus habitantes utilicen este mecanismo en pleno. No obstante, debido a las carencias tecnológicas y atrasos en otras materias no todos han logrado realizar este paso. Pero más allá de estos inconvenientes, la accesibilidad web busca lograr que las páginas web sean utilizables por todos, independientemente de las limitaciones de cada quien. No obstante, a través de los años los diseñadores de tecnologías han dificultado la posibilidad de acceso a la información a los usuarios con discapacidad.

La universalidad de la web, es un principio consagrado desde el inicio de esta. Sin embargo, la necesidad imperante de publicación de información y difusión de la misma, ha hecho que este objetivo se quedara a un lado, provocando lo que actualmente se conoce como brecha digital. En el presente, la mayoría de los sitios web presentan barreras o limitaciones, lo que hace cada vez más urgente resolver todo lo concerniente con la accesibilidad web. Por lo general, las limitaciones se pueden clasificar en: deficiencias visuales, las cuales son consideradas como las de mayor impedimento. Las auditivas son menos limitadoras pero se debe tomar en cuenta el desarrollo del lenguaje. Por último se encuentran las motrices, relacionadas a la movilidad del usuario, los cuales deben acceder por otros medios como a través de la voz.

Condiciones necesarias para el uso eficiente de la web

Si el principio básico de la accesibilidad web es que todos los sitios web sean utilizados con facilidad por el mayor número de personas, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos para que esto sea posible en gran medida. En primer lugar, se debe proporcionar a los usuarios alternativas distintas a las sonoras y a las visuales, ya que esto puede ayudar a las personas ciegas, sordas y con dificultades de lecturas. Por otra parte, es necesario no solo basarse en los colores debido a que existen personas que no diferencian entre unos y otros. Colocar contenido monocromático puede ayudar a personas que presentan esta dificultad.

De igual manera, es pertinente identificar el idioma de la página para que los sintetizadores de voz puedan cambiar la pronunciación en función del idioma establecido. Crear tablas que se transformen correctamente y adaptar las nuevas tecnologías a estas limitaciones hará más fácil su uso para las personas que sufren de ciertas discapacidades. Es recomendable que al momento de hacer una página web, los usuarios puedan tener el control sobre el movimiento de los objetos o páginas, ya que no todos tienen la misma capacidad visual. Diseñar con independencia del dispositivo es vital para superar la accesibilidad web al igual que proporcionar información de contexto y mecanismos claros de navegación. Por último, el contenido que se vaya a colocar en los sitios debe ser claro y sencillo para que todos los usuarios puedan tener una mejor comprensión del mismo a pesar de sus limitaciones.

Resultado de imagen para accesibilidad web

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *