Páginas web estáticas o dinámicas. Opciones a considerar para las empresas

Actualmente, cualquier empresa que desee ser visible y conocida en el mundo debe optar por elaborar un sitio web. No obstante, al momento de establecer el diseño, se debe escoger si se desea realizar una página web estática o dinámica. Cada una de ellas presenta distintas características. Sin embargo, la elección por una o por otra suele ir en función de las necesidades de la empresa. Si la misma requiere actualizar los datos constantemente y de forma habitual, lo más recomendable es la creación de una página dinámica. Ahora bien, si el negocio no necesita actualizar la información del sitio consecuentemente, lo más pertinente es que el mismo estructure una página estática. Conforme a como a cómo vaya el desarrollo de la empresa, se puede modificar su versión inicial hacia una web dinámica.

Crear una página web estática o dinámica requiere de tiempo y de personal especializado para que ambas puedan funcionar acorde a las necesidades de la compañía y de los visitantes de la misma. A pesar que la página estática no permite crear efectos o funciones más allá de los enlaces, pueden ser muy económicas y a su vez cumplir con los requerimientos deseados. Además de esto, suelen ser muy similares a las dinámicas en cuanto a su visualización. La principal ventaja que ofrecen las páginas dinámicas, es que se puede realizar cualquier tipo de modificación deseada debido a que no existe ningún tipo de límites con relación a las mismas. A pesar de ser costosas, les permite a los usuarios interactuar con el contenido de la mismas y establecer una mejor conexión con el sitio.

 

Características de las páginas estáticas y dinámicas

Indiscutiblemente de las ventajas que puedan llegar a tener las páginas estática o dinámica, cada una de ellas presentan diferentes características. Las primeras, se construyen bajo la programación HTML o XHTML. Se enfocan en ofrecer un contenido permanente y son adecuadas para las empresas que solo buscan mostrar una descripción concisa de la misma. Para realizar cualquier modificación a este tipo de página, se necesita acceder al servidor donde se encuentra alojada. La actualización debe ser manual y no le permite al usuario realizar ningún tipo de interacción o modificación del contenido que presenta.

Por otra parte, las páginas web dinámicas se caracterizan por ser todo lo contrario a las estáticas. Presentan un diseño atractivo y permite que los usuarios puedan realizar modificaciones a su contenido de acuerdo a su gusto o interés. Su programación se puede realizar con diversos lenguajes, principalmente el PHP. Además de esto, su proceso de actualización suele ser muy rápido y sus funcionalidades muy diversas, ya que la manejabilidad de la misma es indispensable para los usuarios y las empresas que optan por utilizar este tipo de páginas.

Imagen relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *