El diseño gráfico y las formas de composición básicas

Distribuir o disponer de cada uno de los elementos dentro de un determinado diseño, probablemente es uno de los pasos más difíciles al momento de diseñar. A través de la composición gráfica, se busca dar coherencia y sentido a cada uno de los colores, formas y letras que se incluyen dentro de un diseño particular. Para que la visualización de una determinada imagen pueda captar la atención de las personas, es necesario que haya un equilibrio entre cada una de sus partes. Independientemente del fin para el cual sea utilizado el diseño, el mismo debe ser atractivo y sutil para la vista.

Lo principal dentro de la composición gráfica, es tener claro el concepto y el espacio que se va a utilizar. Una vez que se haga la distinción de estos dos elementos, es necesario tener en cuenta la distribución del resto para introducirlos de forma adecuada dentro de la misma. Por lo general, los elementos situados al lado derecho del espacio suelen tener mayor peso visual. Sin embargo, en la actualidad, no existe un modelo ideal de composición. Al final, observar una determinada imagen, siempre será una apreciación subjetiva de cada persona.

 

Elementos claves dentro de la composición gráfica

Más allá de la distribución del espacio y del concepto a plasmar, existen otros elementos que se deben considerar al momento de realizar una composición gráfica. La proporción, la forma y el tamaño, son parte de estos elementos. A través del color, se puede delimitar las proporciones de la composición. Por las formas alargadas, chatas o cortas, se puede ampliar o reducir el campo visual de la imagen que se pretende crear. Por lo general, las formas redondas, la simetría y la proporción suelen combinarse para crear cierta armonía visual. Dependiendo de la forma que se escoja, la misma puede transmitir calidez, rigidez, suavidad o cualquier otra sensación a la vista de la persona. No obstante, las formas simétricas son las más aceptadas debido a que reflejan el orden natural de las cosas.

Al igual que las formas pueden crear diversas sensaciones para quien las observa, el tamaño de las mismas también lo puede causar. La debilidad o delicadeza de ciertos elementos se puede transmitir  a través de formas finas y cortas. Las grandes, anchas o altas como símbolo de fortaleza. La escala, es otro de los elementos que se suele utilizar para realizar una composición. Sin embargo, su uso es más común en la elaboración de mapas y planos, ya que representa una relación matemática entre las dimensiones de varios elementos. De igual manera, la proporción entre medidas es otro de los aspectos a considerar al momento de realizar una composición gráfica, ya que a través de esto se puede conseguir el equilibrio deseado dentro del espacio que se va a utilizar para realizar el diseño.

Es necesario tener en cuenta que cada uno de los elementos como los colores y las formas deben crear una proporción relativa dentro del espacio, para garantizar que se dé un equilibrio general dentro del cuadro que se quiere ofrecer.

Resultado de imagen para composición gráfica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *